top of page
Buscar

Día Mundial de la Salud Mental: ¿Por qué se celebra?

El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, un día para reivindicar la normalidad de los problemas psicológicos y la importancia que estos tienen para nuestro día a día.


¿Por qué se celebra el día mundial de la salud mental?


Por salud mental entendemos que la persona está en un estado de bienestar que le permite disfrutar de los aspectos positivos del día a día así como afrontar con éxito las dificultades que se le van presentando. Entonces, ¿Por qué celebramos el día mundial de la salud mental?

  1. Existe un estigma alrededor de la salud mental: Idílicamente todos queremos un estado de bienestar mental pero... ¿creéis que luchamos lo suficiente para conseguir estar saludables mentalmente? Seguramente la respuesta sea no. ¿Y por qué? Probablemente porque a los problemas psicológicos les acompaña un gran estigma y esto es lo que se reivindica en el día internacional de la salud mental.

  2. No hablamos de forma natural de nuestros problemas mentales: Es cierto que cuando tenemos un problema físico lo hablamos con naturalidad. Si tienes migraña, escoliosis o un virus estomacal lo explicas a amigos, en el trabajo y/o a la familia. No nos resulta embarazoso reconocer que tenemos alguna dolencia física incluso cuando se trata de algo crónico como la diabetes o el colesterol. Pero cuando hablamos de algún problema psicológico, y no hace falta que sea una enfermedad mental, sino un simple trastorno psicológico que puede ser pasajero, lo ocultamos e intentamos "parchear" todo lo que podemos el problema hasta que se hace irremediable. En ese momento que ya no puedes más, decides pedir ayuda de un profesional, pero prefieres no contárselo a nadie, o si lo haces, es porque estás convencido/a de que esa persona va a guardar tu secreto. Pues bien, os voy a contar un secreto desde el punto de vista profesional: nadie está a salvo de sufrir un trastorno psicológico en algún momento de su vida. Y entonces, ¿por qué lo ocultamos? Esto es uno de los motivos por los que hace falta dar visibilidad de estos problemas a tráves de un día de las enfermedades mentales.

  3. Es completamente normal tener un problema de salud mental: Seguro que habrás conocido a algún amigo/a, compañero/a o familiar (o incluso tú mismo/a) que ha sufrido en algún momento de su vida un revés. Le ha dejado la pareja, se ha quedado sin trabajo y se siente agobiado por ello o, por el contrario, tiene mucho estrés laboral, o sufre mobbing, o su relación de pareja no funciona y están siempre discutiendo, o tiene crisis de ansiedad y tiene que ir al hospital cada vez que sufre un episodio, o ha perdido a un ser querido, etc. Estos son sucesos que probablemente te hayan pasado alguna vez a ti o a alguna persona cercana. Para perder la salud mental no hacen falta grandes traumas o graves problemas mentales, sino simplemente sentir que hay una situación que te desborda y te hace perder tu esencia, te sientes apagado/a o sin energía o simplemente no encuentras ese bienestar que se supone que se debe sentir. De este modo, debemos normalizar las patologías psicológicas a través del la semana de la salud mental o el día mundial de la salud mental.

  4. No sólo se tratan afectaciones graves: En la práctica clínica, los casos que más me llegan no son graves depresiones, esquizofrenias ni trastornos de personalidad. Normalmente la gente pide consulta por problemas con su pareja, falta de asertividad (no saber decir que no o dar su opinión), ansiedad, baja autoestima, bajo estado de ánimo, estrés laboral o procesos de duelo (las rupturas sentimentales son más frecuentes en consulta que la muerte de seres queridos). ¿Te sientes identificado/a con alguno de estos problemas? Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. El día internacional de la salud mental es también para reivindicar que podemos estar mejor con nosotros mismos/as si trabajamos en nuestro interior.

  5. Ir al psicólogo no es estar loco/a: Tener un problema psicológico no significa estar loco, "tarado" o del revés. Tener un problema psicológico en algún momento de la vida es normal. Por ello, creo que sería interesante romper barreras; si has ido al psicólogo, no has hecho nada de lo que te tengas que avergonzar. Y si tienes algún problema que te sobrepasa, no tienes por qué seguir igual, pide ayuda profesional. Los psicólogos tenemos la función de ayudar a las personas a que vuelvan a su estado de bienestar y a conseguir que dejen de sufrir.

Es por ello que este día, el Día de la Salud Mental, es especialmente importante ya que de la misma manera que hacemos deporte, seguimos una dieta correcta e intentamos cuidarnos para mantener nuestro cuerpo sano y fuerte, ¿por qué no vamos a hacer lo mismo con nuestra mente y cerebro?

El primer paso para romper los estigmas es reconocer los problemas, reconocer las emociones que sentimos y hacerlas lícitas, ya que a nivel social parece haber un rechazo al reconocimiento de las emociones y las preocupaciones. Seguro que cuando alguien te pregunta "¿qué tal estás?" siempre contestas que estás bien, aunque no sea así. Pues bien, cambia eso. Si estás cansado, agobiado, aburrido, etc, dilo.

El siguiente paso para romper con el estigma de los problemas psicológicos sería reconocer que has ido o vas a un profesional de la psicología para ayudarte con algún problema. Aunque eso, a día de hoy sólo lo hacen unos pocos valientes, esperemos que dentro de unos años la gente pueda reconocer con orgullo públicamente que ha hecho o hace un tratamiento psicológico para resolver sus dificultades, pero para llegar a ese punto aún nos queda mucho camino por hacer. Por todo ello, se celebra el día mundial de la salud mental.


https://www.mundopsicologos.com/articulos/dia-mundial-de-la-salud-mental-hacia-un-futuro-sin-estigmas

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page